Home

Diario YA

Carmen Montón a anunciado su dimisión como ministra de Sanidad

Dimite el segundo ministro de Pedro Sánchez

La Lupa. Parece que va a batir records absolutos. Segundo ministro que dimite. Carmen Montón a anunciado su dimisión como ministra de Sanidad. La ministra no ha podido con las nuevas revelaciones sobre las irregularidades de su máster. El mismo día en el que Pedro Sánchez ha mostrado públicamente su apoyo a su "extraordinaria labor", el presidente ha decidido dejarla caer y aceptar su renuncia para que el caso no siga perjudicando al Gobierno y al PSOE.

El coste de los compromisos adquiridos por el líder socialistas para conseguir el apoyo a su moción de censura, puede resultar insoportable y ruinoso para nuestra nación

¿Cuánto costarán a España los favores de Sánchez a Cataluña?

Miguel Massanet Bosch. Es evidente que si nos detenemos en analizar todas las actuaciones del gobierno socialista, presidido por el señor Pedro Sánchez, desde que asumió la gobernanza de la nación española, es difícil de encontrar en alguna de ellas algo que no tenga que ver directamente con aquellos compromisos que tuvo que contraer, el ambicioso presidente, para conseguir, a toda costa y sin valorar sus consecuencias mediatas para el futuro de España y de los españoles, aquello que lleva años intentando lograr: la presidencia del Gobierno español.

Sánchez necesita de la aprobación de los antisistema populistas, independentistas y separatistas

Un populista en la Moncloa

Fidel García Martínez. El actual inquilino de la Moncloa llegó al poder con todos los tics del populismo nacido en España de forma oficial el 15 de marzo cuando los indignados se hicieron fuertes en  Puerta de Sol, que hasta entonces solo se ocupaba por los miles de personas que celebran la salida de un nuevo viejo y la entrada de otro nuevo.

Sigue el postureo del señor Pedro Sánchez, ahora mostrándose seductor con el separatismo catalán.

España es, señor Sánchez, algo más que PSOE y separatistas

Miguel Massanet Bosch. No entendemos, de verdad, a lo que realmente se está refiriendo este personaje que gobierna o, simula hacerlo, la nación española, cuando habla de “rechazar más frentes judiciales contra Cataluña”. ¿Cómo, un gobernante, puede rechazar el ejercicio de un procedimiento legal, en algunos casos imprescindible, para hacer entrar en vereda a un grupo de revolucionarios que han dado muestras suficientes de estar dispuestos a llegar a las últimas consecuencias en su intento irrefrenable de hacer que, el Estado, muerda el polvo y acceda a que Cataluña y los catalanes se llegaran a independizar del resto de la nación española?

Zapatero nos alejó de EEUU con su grosera ofensa a su bandera y ahora Sánchez nos aleja de Marruecos

Un gesto hostil

Jorge Hernández Mollar. Ex Subdelegado del Gobierno de Málaga. La negativa del agente fronterizo marroquí, de corresponder al cortés saludo del Presidente de la Ciudad de Ceuta, Juan Vivas, estoy convencido que no fué un gesto casual. Las fronteras de Ceuta y Melilla han sido tradicionalmente o una fuente de conflictos entre España y Marruecos o una apertura consentida y dirigida a la cooperación económica y de seguridad.

La democracia, más que cualquier otro régimen, exige el ejercicio de la autoridad. (Saint-John Perse)

Sánchez reclama responsabilidad y lealtad cuando él nunca las brindó

Miguel Massanet Bosch. Seguramente, el señor P.Sánchez, el actual líder del PSOE, se encuentra en unos momentos en los que el peso de las responsabilidades que se comprometió a asumir, cuando se hizo cargo del gobierno de la nación española, le estará creando dudas sobre si cometió una grave estupidez política, cuando decidió aprovechar la coyuntura para presentar una moción de censura contra al anterior presidente del gobierno, señor Mariano Rajoy.

El encuentro Torra-Sánchez: una tomadura de pelo al pueblo.

Miguel Massanet Bosch. La postura de la Moncloa, después de la reunión con el señor Torra de la Generalitat catalana, es evidente que ya estaba cocinada antes de que ambos políticos tuvieran el encuentro de esta mañana. Nadie hubiera pensado que el fracaso de un encuentro en el que uno va a piñón fijo, con la petición única y excluyente de progresar en el proceso independentista, suficientemente crecido por la importancia que el PSOE y sus propagandistas le dieron a este encuentro.

EL DESCONCIERTO... porque parece ser el común denominador de un gran parte de la sociedad española

Manuel Parra Celaya. Sin que sirva de precedente, me atrevo hoy a escribir de política; eso conlleva que añado a tamaña osadía un amplio margen de posibles errores, que espero que la benevolencia de los lectores contribuya a atenuar. A vuelapluma, de modo casi inconsciente, me ha surgido el título: El desconcierto, porque parece ser el común denominador de un gran parte de la sociedad española  en una coyuntura que me resisto a llamar histórica, por no caer en el manido latiguillo periodístico; por otra parte, es evidente que la historia de España registra precedentes de lo que está ocurriendo, dicho sea sin el menor afán catastrofista.

Normalidad económica, pasteleo catalán y revolución social

¿Qué cabe esperar del gobierno Castejón?

Luis Losada Pescador. Voilá. Ya tenemos nuevo gobierno. No será un gobierno Frankestein ni un Frente Popular, sino “progre”, un poco más “progre” de lo que lo era el de Rajoy. Los perfiles profesionales son altos, con la excepción de Carmen Calvo. La experiencia del gabinete en el sector privado es escasa tirando a nula, por lo que deja poco espacio para pensar en políticas liberales. En cambio, la media de hijos del gabinete Castejón está muy cerca del nivel de reemplazo por lo que cabe albergar cierta esperanza de que habrá más sensibilidad hacia la familia.

Pedro Sánchez está dispuesto a ser, como sea, un presidente distinto y distante

SIN BIBLIA Y SIN CRUCIFIJO

Fidel García Martínez. Pedro Sánchez está dispuesto a ser, como sea, un presidente distinto y distante de todos los anteriores, incluido Zapatero, a quien mira de reojo como posible modelo, pero tiene con él también profundas  sustanciales diferencias democráticas. Zapatero gobernó porque ganó dos veces las elecciones sin mayoría absoluta, pero suficiente para gobernar con pactos con nacionalistas.