Principal

Diario YA

 

 

“Laboratorio” de anticatolicismo

Enric Barrull Casals Parece que Valencia es un “laboratorio” de anticatolicismo, un “banco de pruebas”, promovido por Compromís y Podemos, ahí denominado Valencia en Comú, y consentido por los socialistas. Hace unos días, a iniciativa de Valencia en Comú, el consistorio aprobó que Valencia se una a la Red de Ciudades por un Estado Laico, y se retiren los símbolos religiosos de edificios públicos, a la vez que se impulsará que la Iglesia Católica pague por sus inmuebles el IBI, salvo los lugares de culto o de uso social.

Un debate que resultó muy confuso, no se cerró y que una concejala socialista que votó a favor calificó como “inútil”, pero se prestó al juego demagógico. Yo lanzo una pregunta: ¿es lógico que pague IBI una universidad católica o un hospital católico, y no lo paguen una universidad estatal o un hospital público? Sin pretensiones de excesiva precisión ni de cerrar el debate, las universidades públicas no lo pagan, y las privadas crean miles de puestos de trabajo con fondos privados –también podríamos llamarlos “sociales” para distinguirlos de “estatales”-, por lo que hay que sopesar lo que se pretende.

Se suele matizar que se respetarán las fiestas que sean un legado cultural. ¿No lo es la del patrón de Valencia, San Vicente Mártir? Pienso que Ribó tiene que hacer una reflexión.

Etiquetas:persecución religiosa