Home

Diario YA


 

el 3 de diciembre de 2008

A Uría lo mató un etarra huído

Redacción Madrid. 10 de marzo.

   Uno de los tres miembros de ETA identificados por la Ertzaintza como huidos del último 'comando Guipúzcoa', Beñat Aguinagalde Garmendia, es el presunto autor material de los disparos que acabaron con la vida del empresario Ignacio Uria el 3 de diciembre pasado, informaron fuentes jurídicas.

   Aguinagalde Garmendia está huido desde la detención el pasado 1 de marzo, jornada en la que se celebraron las elecciones en el País Vasco, de Manex Castro, otro integrante 'legal', sin fichar, del comando, al que el juez ha enviado ya a prisión. Las fuentes consultadas dijeron que la autoría material del asesinato se ha conocido por motivos diferentes a la declaración de Castro ante el magistrado Eloy Velasco.

   Al parecer Beñat Aguinalde Garmendia, Ugaitz Errazquin (legal) Iurgi Garitagoitia Salegui (liberado) y Manex Castro formaban parte de un "comando", del que se precipitó su desarticulación ya que se sospechaba que iba a atentar de forma inminente el día de las elecciones. Agentes de la policía autónoma vasca registraron  sus domicilios en Hernani donde localizaron dos temporizadores y rastros de explosivo.

   Las pistas entorno a esta célula se obtuvieron en el repetidor del monte Santa Bárbara de Hernandi, cuando el pasado 16 de enero los etarras intentaron atentar contra ertzainas con la colocación de una bomba trampa. En el lugar, fue hallado el ADN de Manex Castro.

   El pasado martes fue detenido otro presunto colaborador del comando, Mikel Garmendia. Según la investigación, un coche de un familiar de éste fue utilizado en el atentado contra Ignacio Uria.

Etiquetas:ETAterrorismo