Home

Diario YA

Polonia ratifica los acuerdos sellados con Washington y Francia apela al diálogo con Rusia

Crece la tensión entorno al escudo antimisiles de EEUU

Redacción Madrid. 7 de noviembre. El terco empeño de EEUU de instalar a toda costa su escudo antimisiles en Polonia y en República Checa está dando lugar a una serie de pasos y medidas que bien pudieran calificarse ya como de conflicto diplomático serio ya que ponen sobre el tablero de Europa viejos juegos de estrategia de la época de la Guerra Fría. Rusia advirtió primero de que veía la amenaza apuntando hacia su territorio cuando se habló de instalar el sistema antimisiles en las mismas fronteras rusas, en teoría para prevenir de un posible ataque de Irán, argumento no creído ni creíble por ninguna de las partes. Tras la invasión georgiana de la República de Osetia del Sur en agosto de este año, Washington y Varsovia sellaron el 20 de agosto de 2008 un acuerdo para el despliegue de 10 misiles interceptores en Polonia. Algunas semanas antes, EEUU había firmado un convenio similar con la República Checa, para instalar en su territorio un radar de alerta antimisil. Además, Estados Unidos instalará 96 sistemas de misiles antiaéreos Patriot en el territorio polaco a partir del año próximo y creará en Polonia, para el año 2012, una guarnición de apoyo a esta batería de misiles, dotada de más de 100 efectivos.

Hoy, el Gobierno de Polonia ha presentado al Parlamento para su ratificación el paquete de acuerdos con EEUU sobre los elementos del escudo antimisil norteamericano.

"Se trata de acuerdos concernientes al emplazamiento de los elementos del sistema antimisiles de EEUU en el territorio de Polonia", comentó el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Radoslaw Sikorski.

Señaló que esos documentos, firmados el 20 de agosto, y la declaración polaco-norteamericana sobre la cooperación estratégica "establecen una sólida base para la colaboración entre los dos países en materia de seguridad y defensa".

Naturalmente, Rusia no iba a quedarse con los brazos cruzados y anunció sus planes de instalar misiles tácticos "Iskander" en la provincia de Kaliningrado, enclave ruso entre Polonia y Lituania, para contrarrestar el emplazamiento de los elementos del escudo antimisiles de EEUU en Europa.

Francia ya ha manifestado hoy en nombre de la Unión Europea que las declaraciones del presidente ruso Dmitri Medvédev sobre el despliegue de misiles "Iskander" cerca de Polonia no contribuyen a la confianza y seguridad en Europa.

"El Consejo de la Unión Europea se siente preocupado por las recientes declaraciones de Medvédev porque no contribuyen a crear un ambiente de confianza y resguardar la seguridad en Europa", expresó la cancillería francesa en un comunicado.

"La Unión Europea desea dialogar con Moscú sobre cuestiones de seguridad ya que Rusia ha hecho propuestas al respecto", indica el comunicado.

  

Etiquetas:EEUUescudo antimisilespoloniaRusia