Home

Diario YA

El juez Andreu permite a Defensa entregar los piratas a Kenia

El Gobierno se somete a las decisiones de la Unión Europea

Redacción Madrid. 12 de mayo. El juez Fernando Andreu finalmente ha dado el visto bueno al jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) para que entregue a las autoridades kenitatas a los catorce piratas detenidos la pasada semana en aguas somalíes por un buque español mientras intentaban secuestrar un barco panameño.
 
En una providencia, el magistrado responde por escrito a una petición del JEMAD, el general José Julio Rodríguez, y le dice que "no impide el desembarco de los inculpados en Kenia o en cualquier otro punto que por el comandante de la fuerza naval o la autoridad competente que corresponda se considere que reúne las condiciones necesarias de seguridad y operatividad".
 
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 advierte que él va a seguir con la investigación y la puesta en libertad de los piratas, acordada a instancias de la Fiscalía, sólo afecta a su procedimiento. Esto significa que Defensa tiene potestad para entregar los detenidos donde quiera.
 
El pasado viernes, Andreu se vio obligado a dejar a los piratas en libertad después de acordar su prisión por un cambio de criterio, que un día después de pedir la medida de privación de libertad tuvo conocimiento de la existencia de un acuerdo entre la Unión Europea y Kenia para que éste última país investigue los delitos de piratería cometidos en aguas internacionales.
 
Así, el Ministerio Público solicitó la puesta en libertad y la entrega de los detenidos a las autoridades keniatas. Sin embargo, el juez se negó a su entrega porque, a su juicio, cumplir con esa petición quebrantaría los principios constitucionales básicos del proceso y las garantías de los detenidos.
 
EVITAR LA IMPUNIDAD
 
Tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado recurrieron hoy la decisión del juez solicitando la modificación de la libertad de los piratas, que decretara de nuevo su prisión y les enviara a Kenia.
 
Concretamente, el Ministerio Público pide que archive la causa y permita que sea el país africano el que les enjuicie, según el acuerdo con la UE para la persecución de la piratería en aguas internacionales.
 
Además, recuerda a Andreu que el delito de piratería marítima ni siquiera está tipificada legalmente en España y, por tanto, de seguir con el proceso en España "con toda probabilidad" no se podría garantizar ni la sujeción al procedimiento penal ni el posterior enjuiciamiento, "con la consecuencia no deseada de que tales hechos podrían quedar impunes".
 
Sin embargo, en el primer escrito de la fiscal Blanca Rodríguez en el que pedía la prisión, decía que la piratería es un delito contra la comunidad internacional, perseguible por todos los países por el principio de jurisdicción penal internacional que expresamente regula el Convenio de Ginebra.
 
Además, hacía mención a la Ley Orgánica del Poder Judicial que recoge el principio de jurisdicción penal universal para el delito de piratería, que atribuye la competencia a la jurisdicción española y en concreto a la Audiencia Nacional, al tratarse de un delito cometido en el extranjero.
 
Por su parte, la Abogacía del Estado se dirige directamente a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para que impida que los piratas salgan del barco en libertad. Dice que no se puede permitir que resulte "esteril" la operación llevada a cabo por la Armada española y queden impunes de graves delitos, además de "frustrar" la pretensión española de contribuir a la seguridad nacional.
 
NIEGAN LA DESCOORDINACION
 
Tras conocer la decisión del juez de permitir el desembarco en Kenia, el jefe de la diplomacia española negó que haya habido ningún tipo de descoordinación en este tema y dijo que la entrega a Kenia se hará "dentro del marco de canje de notas" que este país acordó con la Unión Europea para procesar a los acusados de piratería y defendió la actuación del Ejecutivo.
 
"El poder judicial expresó su opinión y el Gobierno ha actuado defendiendo los intereses españoles que es lo que nos pedían los ciudadanos, por lo tanto no hay ningún disparate, no hay ninguna sorpresa", afirmó. "Lo que ha hecho el Gobierno es lo que tenía que hacer. El Ministerio de Defensa detener a esos piratas, el Ministerio de Exteriores trabajando con el de Defensa haciendo las gestiones diplomáticas para poner a disposición de las autoridades kenianas (a los piratas)".
 

El jefe de la diplomacia añadió, además, que "lo propio sería felicitar a las Fuerzas Armadas de haber tenido una actuación eficaz gracias a una iniciativa franco-española que fue poner en marcha una unidad naval europea, la primera en la historia, para combatir la piratería". 

Etiquetas:ataques pirataspirateriasomalia