Home

Diario YA

140 lo lograron

12 guardias civiles heridos tras el intento de 800 inmigrantes de acceder a España

Redacción. El Ministerio del Interior ha denunciado la actitud "beligerante" que muestran los inmigrantes en sus intentos de acceder a Melilla. Mientras unos simulan sufrir espasmos, pérdidas de conocimiento o contusiones, otros han atacado este jueves a los guardias civiles de la valla fronteriza lanzándoles prendas envueltas en llamas.

Según “Interior”, los inmigrantes han puesto en marcha nuevas formas de presión y tácticas de diversa naturaleza con el objeto de forzar su entrada a territorio español. Es habitual que primero vayan agrupados, para después separarse y provocar que la eficacia de las Fuerzas de Seguridad se diversifique. Simulan sufrir heridas que luego no se corresponden con los diagnósticos médicos. En la mayoría de los casos, se trata de lesiones leves o hipotermia como consecuencia de las largas horas que han permanecido encaramados en la valla, a más de seis metros de altura.

Tras encaramarse en lo alto de la verja, se niegan a bajar y se enfrentan "abiertamente" a los agentes de la Guardia Civil. En el asalto de este jueves, varios inmigrantes han conseguido quitarle una defensa a un miembro de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y han intentado golpearle con ella. Además, han quemado parte de la ropa que llevaban puesta para lanzársela en llamas a los guardias civiles desplegados en la valla. Durante el salto masivo, doce agentes han sufrido lesiones y tres han requerido asistencia médica. Uno ha registrado multicontusiones tras caerle un subsahariano encima y otros dos presentan lesiones graves en un brazo.

Cinco inmigrantes han resultado heridos con contusiones leves --uno con contusión sin fractura en una pierna, dos con fractura en el tobillo y otro con una fractura bilateral del calcaneo--. Todos han sido dados de alta y conducidos al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

En el asalto masivo de este jueves, cerca de 800 inmigrantes han intentado entrar a Melilla en dos secuencias diferentes, consiguiéndolo 140 subsaharianos. La Gendarmería marroquí ha interceptado a 690 inmigrantes.

El primer salto tuvo lugar en  la madrugada del miércoles al jueves en la zona próxima al perímetro fronterizo de Barrio Chino por parte de un grupo formado por medio millar de subsaharianos. La eficaz actuación de las Fuerzas de Seguridad de Marruecos ha logrado contenerlos en una primera instancia, aunque el numeroso grupo ha logrado dispersarse. 140 inmigrantes ha entrado a territorio melillense a pesar del amplio dispositivo desplegado por la Comandancia de la Guardia Civil, que ha contado con el apoyo de los Grupos de Resistencia y Seguridad (GRS).

Además, cerca de 150 subsaharianos se han encaramado a la valla o en la zona de entre vallas en actitud "beligerante" contra las Fuerzas de Seguridad. Posteriormente, un segundo grupo formado por unas 200 personas ha protagonizado un nuevo salto por la zona norte del perímetro conocida como Vaguada Linares.

Etiquetas:inmigrantesvalla de Melillaespaña