Home

Diario YA


 

riesgo de fuga y reiteración delictiva

Garzón envía a prisión a los dos últimos detenidos de la "Kale borroka"

Redacción Madrid. 5 de junio. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó hoy el ingreso en prisión provisional y sin fianza para Jokin Zerain Alvarado y Ander Arrue Ayuso, detenidos el martes en Vitoria por colocar un artefacto casero el pasado 11 de mayo contra un repetidor de telefonía en Mendibil (Alava).
 
Zerain pactó con la fiscalía de la Audiencia Nacional la semana pasada una pena de dos años por integrar un grupo de información para ETA. El magistrado les acusa de los delitos de estragos terroristas y depósito de sustancias y artefactos explosivos e incendiarios. Además de la colocación del artefacto con la compañía de telefonía, el magistrado les acusa de varios actos de 'kale borroka'.
 
En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 considera que existe riesgo de fuga y reiteración delictiva, razones suficientes para enviarles a la cárcel. Es más, a juicio de Garzón, pretendían realizar otra acción delictiva porque guardaban parte de los artefactos.
 
El juez se basa en en los documentos y material encontrado en sus domicilios durante los registros para pensar que pueden volver a cometer una acción terrorista o que pueden huir. Entre la documentación, se encontró fotografías de los detenidos con miembros de ETA, cartas de presos etarras y papeles de la banda.
 

"La situación actual del procedimiento y el análisis pendiente de la documentación intervenida podrían agravar indiciariamente aún más la responsabilidad penal imputada, y de ahí que el riesgo de sustracción se eleve incluso en los casos en los que se tiene el arraigo acreditado en España. Esta circunstancia unida a la gravedad objetiva de las conductas sancionadas con penas graves determinan que no sea algo despreciable ese riesgo y, por ende, debe ser neutralizada en este momento en la medida que se acuerda", apunta. 

Etiquetas:ETAlucha contra ETA