Home

Diario YA


 

Ratzinger y Fátima

Fidel García Martínez. Con la profundidad y sabiduría teológica que le caracteriza el papa Benedicto XVI, siendo Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, analizo la dimensión teológica de la realidad de Fátima en su dimensión más genuina y auténtica alejada del sensacionalismo y de la propaganda mediática oportunista de dentro y fuera de la Iglesia, como se está comprobando con motivo del cien años de las apariciones (1917-2017).

Lo `primero que se debe decir es que sólo el Magisterio auténtico de la Iglesia es el máximo responsable de la interpretación de los acontecimientos de Fátima y lo ha hecho de forma solemne y oficial con la canonización de San Francisco y Santa Jacinta el pasado 13 de mayo por el papa Francisco en una ceremonia de gran altura litúrgica y teológica, como lo pudieron contemplar millones de personas de todo el mundo, con su presencia física o mediante lo medios de comunicación y redes sociales. Para el Papa teólogo las llamadas apariciones de Fátima, no son revelaciones públicas, sino privadas, por lo tanto no añaden nada nuevo a la revelado en la Sagrada Escritura, ni definido por la Iglesia, porque como dice citando a San Juan de la Cruz, Dios ya ha manifestado en Jesucristo todo lo que deseaba comunicar a la humanidad y fuera de la revelación en Jesucristo no hay que esperar nada nuevo, por lo tanto todo lo que se afirma de Fátima está contenido en Nuevo Testamento, al que no puede añadir nada nuevo. Interpretar los llamados mensajes de Fátima fuera del evangelio, no tiene ni sentido ni valor alguno.

En las apariciones de Fátima no se ha revelado ningún misterio ni dogma alguno. No se ha visto ningún futuro desvelado. Se ve una Iglesia de los mártires. Otro tema muy importante que analiza el Papa Ratzinger es el de las llamadas apariciones. Para él son visiones no físicas, como se puede ver físicamente un árbol o una casa esto era imposible, ni intelectuales abstractas, sino visiones del sentido internos, como los que tuvieron muchos santos. Santa Teresa es una máxima autoridad este temas de la visiones místicas.

Etiquetas:Fidel García Martínez