Home

Diario YA

el diario "el mundo", recogiendo palabras del edil óscar iglesias, informa que "el balcón de rosales" ha recibido hasta 47 denuncias

Según el PSOE, la discoteca donde murió Álvaro Ussía "no tenía licencia de discoteca"

Redacción Madrid. 17 de noviembre.

   Según informan hoy los compañeros del diario "El Mundo" en su edición digital, el presidente del grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, ha denunciado que la Policía Municipal ya había «inspeccionado en 10 ocasiones» la discoteca Balcón de Rosales, donde falleció la madrugada del sábado el joven de 18 años Álvaro Ussía Caballero tras recibir, supuestamente, una paliza a manos de tres porteros del local.

   «La Policía Municipal había presentado más de 47 denuncias contra la sala por varias irregularidades, entre ellas permitir la entrada de menores a su interior para, posteriormente, venderles alcohol», explicó Iglesias, a quien le consta que el Ayuntamiento de Madrid estaba al tanto de todo y, por lo que parece, no había hecho nada.

    Según el concejal socialista, el Balcón de Rosales «no tiene licencia para discoteca. En su momento la pidió para un café-teatro y un pasaje del terror, pero no para discoteca. No obstante, pese a que en el Ayuntamiento se sabía, nadie hizo nada y la discoteca, lamentablemente, sigue abierta», explicó.

   La Asociación de Locales dice que es un caso "aislado"

    La Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno (ECO) ha reclamado a las Administraciones que aborden la homologación del tipo de personas que puede desarrollar labores de seguridad en discotecas y locales de copas puesto que entiende que la Ley de Seguridad Privada "tiene algunos vacíos".

   Después de que un joven muriera este fin de semana tras recibir una paliza presuntamente a manos de los porteros de una discoteca ubicada en el madrileño Paseo de Rosales, el portavoz de ECO, Vicente Pizcueta, explicó a Europa Press que un incidente "aislado" mancha la imagen de un sector que tiene unos altos niveles de calidad.

   A su juicio, la selección del personal de seguridad de los locales de ocio nocturno tiene "cierta debilidad administrativa" y considera que es necesario actualizar la normativa, especialmente en lo que a la formación se refiere, aunque aseguró que las empresas "controlan" a quien contratan.

   "La formación de los porteros es un proceso que está por desarrollar, pero, aún así, las empresas extreman el control a la hora de contratar a los porteros", insistió, al tiempo que mantuvo que los más de 700.000 madrileños que cada fin de semana disfrutan del ocio nocturno en la región consideran que el sector tiene unos elevados índices de calidad, algo que permite hablar en beneficio de la seguridad de las instalaciones y del buen hacer de sus trabajadores.

   Tras lamentar la muerte del joven y transmitir sus condolencias a la familia, Pizcueta exigió respeto a la investigación policial y judicial y manifestó que es necesario aclarar lo sucedido para poder depurar responsabilidades.

   "Este tipo de situaciones, que siempre son desgraciadas, cuando pasa el tiempo tienen lecturas de todo tipo en las que las primeras impresiones dan lugar a otro tipo de interpretación", reflexionó, y apuntó que para el sector es importante exigir "medidas ejemplares" y aplicar el Código Penal a los autores de los hechos.

   Además, anunció que ECO "no descarta" personarse en el futuro procedimiento judicial que se derivará de estos hechos por los que, de momento, hay tres porteros de discoteca detenidos como presuntos autores de un delito de homicidio.

   El portavoz de ECO también indicó que este tipo de sucesos afectan a las empresas de ocio nocturno y recalcó que ahora es imprescindible evitar "una criminalización del sector que no se corresponde con la realidad del día a día que se sucede en otros países como Inglaterra, donde está instaurada la cultura 'hooligan'".

   Finalmente, recordó que Madrid es una de las principales capitales a nivel mundial en su oferta de ocio nocturno debido a la calidad que tiene, por lo que estimó que un "accidente" como el ocurrido hoy "debe servir para mostrar el compromiso del sector para evitar este tipo de actuaciones y para que se aplique la Ley".

Etiquetas:locales de ocioseguridadviolencia callejera