Principal

Diario YA

"¿Y QUÉ ES LA VERDAD?"

Rafael Nieto, director de Sencillamente Radio, en Radio Inter Sencillamente Radio se ha convertido en un oasis de la búsqueda de la verdad en el panorama radiofónico español, y bien que lo sentimos porque nos encantaría que fuesen muchos más los que repudiasen la mentira. Pero la condición humana es débil, suele acomodar "su" verdad al sol que más calienta, y termina por abrazar la mentira siempre que ésta sea "de consenso" o favorezca sus aspiraciones dinerarias. Recuerden cómo Poncio Pilato, en presencia del mismo Dios, fue capaz de preguntarle: "¿Y qué es la Verdad?"

El que murió llagado y humillado en una Cruz de madera el pasado Viernes, y hoy resucita con Gloria para derrotar a la muerte y al pecado, se dejó prender, y maltratar, y asesinar precisamente por y para la Verdad. Porque fuera de ella, no solamente reina el pecado, también la oscuridad y el mal, también los odios, la violencia y la guerra que hoy tienen al mundo en llamas y al borde del caos. Desde hace al menos dos siglos, el hombre ha preferido darle la espalda a la Verdad, iniciando una escalada de perdición que sólo concluirá, no lo duden ustedes, con la Segunda Venida de Cristo.

Miren ustedes el planeta: crímenes horrendos, una violencia sin precedentes, guerras en curso y otras que parecen inminentes, amenazas y chantajes...Casi todo este desastre que hemos fabricado los hombres tiene su origen en la mentira y en el egoísmo, las dos características más notables del mundo moderno. El hombre de hoy se pregunta, entontecido por las tecnologías y las golosinas del liberalismo: ¿Y qué es la Verdad? Cuando la Verdad la tiene delante de sus narices; siempre la ha tenido delante de sus narices, como Poncio Pilato.

Lo que nos faltaba por ver es que en plena Semana Santa, en la Madrugá de Sevilla, cuando miles de creyentes se echan a la calle para expresar su Fe, aparecieran unos energúmenos con gritos y amenazas para reventar la procesión, provocando además de terror y miedo, heridas de distinta gravedad a varias personas. Algunos gritaron vivas a ETA, y un senegalés, con antecedentes penales, se atrevió con "Alá es grande", generando estampidas que pudieron provocar una desgracia enorme. Sabíamos que esto terminaría ocurriendo, porque ha habido malvados, irresponsables, presentes hoy en la instituciones públicas, que han estado sembrando este odio a los cristianos durante muchos años.

Revistas blasfemas que se venden sin problema, obras de teatro sacrílegas, mindundis que se atreven a insultar a lo más sagrado en sus programillas de TV...El terreno está abonado para los malvados porque también en España, en aquella Transición que fue heredera necesaria de la Revolución Francesa, se derribaron los muros de la Verdad y se abrió el camino de la indecencia y el relativismo, donde hoy chapoteamos como gorrinos, sin saber que la mentira es el principio del fin. O lo que es peor, sabiéndolo y consintiéndo, por acción y/u omisión.

Y hoy, en este día glorioso en que Cristo vence a la muerte y al pecado, haciendo brillar la luz de la verdad sobre las tinieblas y la oscuridad de las mentiras de consenso, nosotros, en este programa, nos sentimos cada día más orgullosos de servir a la Verdad. Aunque nos cueste, como nos cuesta, el insulto, la marginación y la persecución del Sistema; también ese castigo injusto lo soportamos con humildad y alegría. Poco nos parece para lo que vivió Nuestro Señor. Nosotros sí tenemos una brújula para distinguir el Bien del Mal. Y jamás preguntaremos, como se preguntó aquel cobarde y traidor ante Jesús: "¿Y qué es la Verdad?"

 

Etiquetas:rafael nieto